Todos podemos instaurar mejores hábitos






Cuando vivimos en una tensión continua nuestro cuerpo no se comunica adecuadamente.

Los síndromes del cuello encogido, de los hombros levantados, o de la cabeza adelantada son respuestas instintivas de una mala comunicación corporal. Los nervios reaccionan a las tensiones, que hacen que se adopten posturas nocivas para el cuerpo.

Los masajes abordan estos estados, y nos ayudan a resolver los problemas físicos y emocionales. Sin embargo, no podemos creer que estos resultados se obtienen en una sesión, se requiere constancia en el tratamiento. El exceso de tensión es una autoprotección a la que nuestro cuerpo está acostumbrado y no es fácil escapar de la noche a la mañana.

Los masajes consiguen la relajación mediante un tacto reconfortante. Liberan a los músculos de forma progresiva de las presiones de la vida.

En Revitalidad combinamos los masajes con ejercicios de Yoga. El resultado es que nuestros consultantes están demostrando que todos podemos instaurar mejores hábitos.

Date #Revitalidad. Llámanos: 634 739 316 (What'sapp)
Facebook, Twitter e Instagram: @Revitalidad

Comentarios